CARACTERÍSTICAS DE LOS NIÑOS DE TRES AÑOS.

(Según el libro El niño de 1 a 5 años)

·         En cuanto a las características motrices.

Al niño de tres años le gusta la actividad motriz gruesa, si bien menos exclusivamente. Se entretiene con juegos sedentarios durante periodos más largos, le atraen los lápices y se da una manipulación más fina del material de juego. Ante una caja de truco con una pelota dentro, trabaja tenazmente para sacarla, y una vez que lo consigue, prefiere estudiar el problema que jugar con ella.

En el dibujo, tanto espontáneo como imitativo, muestra una mayor capacidad de inhibición y delimitación del movimiento. Sus trazos están mejor definidos y son menos difusos y repetidos. También en la construcción de torres muestra un mayor control, utilizando nueve o diez cubos. Este mayor dominio de la coordinación en la dirección vertical se debe aparentemente a la maduración de un nuevo equipo neuromotor.

Puede doblar un pedazo de papel a lo largo y ancho, pero no en diagonal, aún con la ayuda de un modelo.

Es de pies más seguros y veloces. Su correr es más suave, aumenta y disminuye la velocidad con mayor facilidad, da vueltas más cerradas y domina las frenadas bruscas. Sube las escaleras sin ayuda alternando los pies. Puede saltar del escalón con los dos pies juntos. Puede saltar con los dos pies juntos de una altura de hasta 30 centímetros. Ya pedalea en un triciclo La razón de estos progresos es el equilibrio.

En el andar tiene menos balanceos y vacilaciones, está mucho más cerca del dominio completo de la posición erguida y durante un segundo o más puede pararse en un solo pie.

En cuanto a conceptos y vivencias espaciales se trabajará igualmente.

·         Grande y pequeño.

·         Fuerte y flojo.

·         Aprisa y despacio.

·         El descubrimiento del propio ritmo, expresándolo tanto con el propio cuerpo como con un instrumento de percusión.

·         El inicio de la adaptación del propio ritmo a un ritmo foráneo (mediante música, percusión, etc.).

 

 

CARACTERÍSTICAS DE LOS NIÑOS DE CUATRO AÑOS.

(Según el libro El niño de 1 a 5 años)

La seguridad verbal del niño de cuatro años puede engañarnos, haciéndonos atribuirle más conocimientos de los que en realidad posee. Su propensión a hablar, a producir, a crear lo hace altamente reactivo para el examen psicológico.

·         En cuanto a sus características motrices.

Corre con más facilidad que a los tres años. Puede alternar ritmos regulares de su paso. Es capaz de realizar en largo a la carrera o parado, mientras que de tres sólo puede saltar hacia abajo o hacia arriba. Puede saltar a la manera del pato cojo. Pero no puede saltar en un solo pie y mucho menos realizar los tres tipos de salto sucesivamente.

Le gusta realizar pruebas motrices que no sean muy difíciles. Sus proezas atléticas se basan en la mayor independencia de la musculatura de las piernas. Como en todas estas partes, aquí también se ve la obra del principio de individualización.

Hay menos totalidad en sus respuestas corporales, y piernas, tronco, hombros y brazos no reaccionan tan en conjunto. Ahora puede llevar el brazo hacia atrás con mayor independencia y ejecutar un tiro potente con el balón.

Le proporcionan placer las pruebas que exijan una coordinación fina. Se abotona las ropas y hace el lazo de los zapatos con toda facilidad demostrando mayor refinamiento y precisión.

Al dibujar es capaz de dedicar una atención concentrada a la representación de un solo detalle. Es incapaz de copiar un rombo de un modelo aunque sí puede formar una cruz; esto es porque es imperfecto el dominio de la dimensión oblicua.

Debe buscarse una nueva dimensión para todos esos aspectos ya adquiridos sobre el propio cuerpo, proyectándolos sobre los objetos a partir de su relación con ellos:

·         Sobre…

·         Por encima de…

·         Debajo de…

·         Delante de…

·         Detrás de…

·         Dentro de…

·         Fuera de…

·         A un lado de…

·         Al otro lado de…

Es importante hacer aparecer las primeras nociones de intervalo:

·         Junto.

·         Separado.

·         Largo.

·         Corto.

Antes de hacer plasmar al niño la representación del cuerpo sobre el papel, es necesario ofrecerle la oportunidad de moldearlo con barro o plastilina; en efecto, así los posibles errores que cometa -si bien la corrección definitiva no se hará realidad hasta que el niño tenga conciencia sobre su propio cuerpo de la parte olvidada o mal implantada- se subsanaran de manera más eficaz, ya que podrá deshacer el modelo y volvérselo a plantear más fácilmente que en el papel.

Ya en esta edad se empezará el trabajo corporal de las grafías en sus aspectos:

·         Trazo libre.

·         Trazo vertical.

·         Trazo horizontal.

·         Las dos rotaciones.

·         El garabato.

·         Las ondas.

·         Las crestas.

·         La redonda.

 

CARACTERÍSTICAS DE LOS NIÑOS DE CINCO AÑOS.

(Según el libro El niño de 1 a 5 años)

El período de la primera niñez está próximo a su fin.

El niño de cinco años puede no estar listo para aspectos de la lectura, escritura y las cuentas, hasta dentro de otros dos años más.

Es más reservado e independiente que el niño de cuatro años, aunque posee una comprensión más aguda del mundo y de su propia identidad.

·         En cuanto a las características motrices.

Posee un mayor control de la actividad corporal general. Su sentido del equilibrio es más maduro, lo cual hace que en el campo de los juegos parezca más seguro y menos inclinado a tomar precauciones.

Brinca sin dificultad y también salta. Puede superar la barra de equilibrio de 4 centímetros de ancho a una altura de 60 centímetros o con una pendiente de 30 centímetros. Puede pararse sobre un solo pie y aun puede llegar a conservar el equilibrio en puntas de pie durante varios segundos.

Muestra mayor precisión en el dominio y manejo de las herramientas. Maneja bien el cepillo de dientes, el peine y sabe lavarse la cara. Maneja el lápiz con más seguridad y decisión. Es capaz de dibujar una figura reconocible de un hombre. Sus trazos rectos muestran un progreso en el dominio neuromotor de los ejes vertical hacia abajo, horizontal de izquierda a derecha y oblicuo hacia abajo. Sigue mejor el ritmo de la música bailando más acompasado.

 

info@torredeideas.com

622.63.43.63